Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista
Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web
Boletín 2021

Entrevista a Sara Fernández Fernández

Foto de sara

Sara Fernández Fernández es licenciada en Ciencias Ambientales y cuenta con un máster en  Metodología de la Investigación Clínica y  Análisis Estadístico. Su primer contacto en el ámbito de la investigación y el emprendimiento fue a través de una start-up irlandesa productora de bioestimulantes marinos dónde pudo ser participe de los comienzos de una empresa biotecnológica.

Cuenta con 8 años de experiencia en el ámbito de la Investigación Clínica, periodo que le ha permitido  trabajar estrechamente con Investigadoras/es,  departamentos I+D  de compañías biotecnológicas y farmacéuticas e instituciones científicas.  Todos estos años han propiciado la creación de ImpulsaeConsulting.

¿En qué consiste tu proyecto? ¿Qué servicios ofreces y cómo se puede acceder a ellos?

ImpulsaeConsulting es una consultoría científica  enfocada en la gestión de proyectos de investigación clínica, que da soporte ainstituciones científicas y  compañías del sector farmacéutico- biotecnológico.

Un proyecto de investigación clínica ha de  tener en cuenta múltiples aspectos que permitan probar la hipótesis científica y/o el diseño de  un producto sanitario. Es ahí dónde la labor de Impulsae es clave. Los servicios que ofrecemos se basan en la gestión integral de estudios de investigación clínica y en particular en el trabajo  en paralelo con los promotores de la investigación y los centros hospitalarios participantes. Aseguramos que los aspectos éticos y la normativa vinculante sea respetada a través del trabajo conjunto con Comités de Ética, Agencia del medicamento y entidades regulatorias. La gestión, validación y análisis de los datos obtenidos es crucial para que el proyecto sea  viable y creíble. Es por ello que nuestra oferta comprende servicios de  monitorización, análisis y gestión de los datos.

¿Cómo surgió la idea?

Antes de emprender trabajé durante varios años con un grupo de investigación en el Hospital Clínico San Carlos. Ahí tuve la oportunidad de conocer de primera mano todo el entramado de los estudios clínicos y proyectos de investigación, trabajando estrechamente con todos los actores involucrados: hospital, investigadoras/es ,pacientes, compañías farmacéuticas, entes regulatorios,  administración, canales de financiación, etc.

Este trabajo me proporcionó estar en primera línea,  crear una red de contactos muy sólida y detectar necesidades que constituyeron a posteriori la  oferta de servicios de ImpulsaeConsulting.

¿Por qué decidiste emprender?

Aunque  el trabajo anterior me dio la oportunidad de aprender mucho, hubo un momento en el que la sensación era de estancamiento profesional, lo qué  me motivó a emprender algo por mi cuenta. Siempre me ha ilusionado crear proyectos nuevos y construirlos desde cero. Me considero bastante autónoma y versátil y creo que eso ha ayudado  a dar el salto.

 

¿Cómo te está afectando la crisis derivada de la Covid-19?

No tendría una valoración clara. Por un lado y pese a la  gravedad de la situación, una crisis sanitaria de estas características pone en auge la importancia de invertir en investigación clínica, lo que  a su vez  refuerza el proyecto Impulsae. Sin embargo, al igual que en muchos otros sectores, el clima de incertidumbre en el que nos encontramos,hace que muchos proyectos se hayan paralizado y dificulta bastante prever a corto plazo.

A lo largo de este tiempo, ¿Qué dificultades te has ido y te estás encontrando?

Hay momentos muy solitarios. Al emprender, tú eres tu propia marca y eso hay veces que agobia, en especial cuando hay problemas o se han de tomar decisiones inciertas. La opción de respaldarte en la empresa y echar balones fuera ya no existe, ya que a partir de ahora, la empresa eres tu misma. Visto de otra forma, tú asumes la responsabilidad íntegra, en las etapas fértiles y en las de sequía.

A veces se echa de menos tener departamento de IT que te repare la impresora, o un departamento comercial a quién poder pasar el “marrón”. Mi experiencia es que al principio hay que encargarse de todo y eso puede pesar en determinadas circunstancias. Por otro lado la incertidumbre, cómo comentaba antes, es algo muy recurrente y hay que trabajársela a diario.

 

¿Y qué oportunidades?

Muchas: el balance  en términos generales esta siendo muy positivo. Emprender me ha llevado a  trabajar desde otra perspectiva distinta a la que venía utilizando. Poder mirar las cosas desde otro ángulo siempre suma, ya que al final eso implica abrir la mente y flexibilizar, parte importante de la aventura.

A lo largo de estos  tres años he conocido infinidad de  gente  que me han enseñado mucho y descubierto escenarios muy variados. El hecho de trabajar bajo tus propias pautas permite rediseñar el proyecto de una manera mucho más ágily tiene un componente muy creativo. Más allá del área de la investigación clínica, estoy aprendiendo infinidad de cosas en el ámbito de la negociación, marketing, organización de empresas y la cuenta  es un suma y sigue…

 

¿Crees que las mujeres tenemos más y mayores barreras para emprender?

Sí, creo que definitivamente siguen existiendo muchas barreras de base. Digamos que si eres mujer y joven en muchos casos no te toman tan en serio. O bien no se asume que una mujer pueda liderar una empresa o bien se exagera tu condición por el hecho de hacerlo. Es cierto que el problema cada vez se visibiliza más y las políticas sociales intentan poner a disposición más herramientas  para contrarrestar esa desigualdad. Personalmente me he beneficiado de las mismas a través de programas enfocados a limar esas diferencias.

 

¿Crees que influye el género en tu sector?

Indudablemente. En el ámbito de la consultoría científica hay una gran proporción de mujeres dedicadas a labores de gestión de proyectos. Tradicionalmente los proyectos de investigación clínica han sido liderados por hombres y se sigue perpetuando digamos esa separación de perfiles profesionales en función del sexo. En lo que respecta a la negociación, muchas veces te siguen percibiendo cómo "el sexo débil" y no te tratan de igual a igual. Es fácil caer en dinámicas de subordinación, en las que en lugar de estar al mismo nivel, te colocan algunos peldaños más abajo.

Para finalizar, ¿qué recomendaciones darías a otras mujeres que estén pensando en emprender?

Si estás pensando en emprender, seguro que muchas veces pensarás que hay muchos aspectos que desconoces o que quizás tu proyecto no alcanza la suficiente madurez para lanzarlo.  La planificación y la previsión económica son clave antes de dar el salto pero no olvides  aceptar que tu idea no va a ser perfecta al inicio (posiblemente tampoco al final) y que poco a poco iras perfilándola y/o reorientándola según lo que vayas encontrando. Siempre vas a encontrar un montón de excusas que frenen tu proyecto, pero intenta respaldarte en aquello que puedas planificar y prever y guiarte por aquello que deseas emprender.

Por otro lado creo que hay que olvidarse de marcarse metas muy ambiciosas y de las prisas.  En mi caso lo que funciona son los pasitos cortos, me permiten afianzar mi posición, ver el camino recorrido y tomar conciencia de lo que está pasando.

También es crucial rodearse de gente  de tu sector, crear una red en la que te sientas parte, ya que eso acompaña mucho y combate muy bien esos momentos solitarios de los que hablaba.

Por último, tener muy presente de que sea cual sea  tu  proyecto ha de ser compatible con tu vida personal. Este modelo a veces requiere mucha  flexibilidad y  aceptar  que habrá picos de trabajo muy pronunciados,  pero hay que estar atentas  a no descuidar los intereses  personales.  En mi opinión emprender, al final  no deja de ser un trabajo que te posibilita vivir más acorde a tus ideales, pero ojo con  dejarlos de lado!

 

Si quieres saber más sobre ImpulsaeConsulting te recomendamos que veas su página web: 

logo ImpulsaeConsulting