Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista
Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web
Boletín 2021

Entrevista Laura de Arcos García

foto de laura de arcos garcía

Laura de Arcos García

Actriz, Locutora y podcaster de “Haciendo famosas a mis amigas”, desde donde da voz a mujeres vinculadas al mundo de las artes escénicas. En su presentación de linkedin señala que sus puntos fuertes son comunicar, transmitir seguridad, claridad y confianza, a lo que añadimos que su compromiso y pasión en lo que hace te engancharán más aún conociéndola un poquito más después de esta entrevista.

Vemos en redes que te defines como podcaster, actriz y locutora y que destacas en tu presentación en Instagram la realización de un Máster en Estudios Feministas. ¿Esta formación ha influido en tus distintas facetas profesionales?  


Siempre, no sé si la formación concreta o mi condición como feminista pero; esas preguntas, ese cabreo, esas ganas de cambiar las cosas en favor a un mayor respeto y reconocimiento por la vida de las mujeres, ha estado siempre conmigo. 


Tengo mayor experiencia como actriz de teatro y cuando he podido decidir, siempre me he preocupado de contar historias que apoyen una mirada crítica a nuestra cultura patriarcal. 

  
¿Cómo surge la idea del podcast “Haciendo famosas a mis amigas”?  


Surge de una necesidad personal. La maternidad me hizo estar aún más en los márgenes de la profesión si cabe, ya que sin ser hija de “nadie” y habiendo pasado ya mis 30 sin la talla “90-60-90” ya estaba bien en los márgenes antes de tener a mi hija. La diferencia es que antes no lo comprendía y ahora, con la lucha diaria por salir hacia delante, sí lo comprendo. 
Es recurrente en mi vida que me digan que tengo una voz bonita, a lo que nunca he atendido mucho porque cuando trabajas te das cuenta de que tener algo “bonito” puede ayudar pero nunca es, ni debe ser, el fin para profesionalizarte en un sector. En la locución concretamente eso importa poco, como bien me enseñó mi couch de la voz Jose Ángel Fuentes. 
 Y por otro lado, como expliqué en la entrevista que me hizo la FMP para Emprende & co’; un reconocido bailaor español me pidió hace unos años que lo representara, porque le parecía que yo podía ser una interlocutora para sus contrataciones y alguien que conecta de manera natural a las personas entre sí. Quizás este impulso natural que la vida me puso delante es un valor de mi personalidad con el que me identifico más. Soy conectora. 


Haciendo Famosas a mis Amigas quiere denunciar injusticias y poner en valor a una serie de almas hermosas que hacen mucho por la cultura en nuestro país. Eso de ensalzar y visibilizar a los demás se me da bien…Hace poco un mentor muy especial me dijo; - ¡a ver si empiezas a hacerte famosa a ti! Y también tiene razón, como dirían nuestras abuelas; -consejos vendo que para mí no tengo-. 


Siento extenderme pero mientras escribo estoy dándome cuenta de lo que supone para mí este espacio de escucha al que me dedico. Después de 18 episodios publicados el sentido de ese refrán de la abuela sigue ahí. Estoy muy acostumbrada y educada para agradar y cuidar pero poco para reconocerme y cuidarme.  Siempre pienso ¡cuánto trabajo por hacer! El que llevo a cabo con este proyecto yo sola y el de desarrollo personal. Las mujeres necesitamos ir combinando ambos para despertar poco a poco de tanta opresión heredada. 

¿Cuándo comentas que el fin de tu podcast es “generar industria” a que te refieres?  


Bueno, para entenderlo bien tendríamos que poner en contexto que nuestro país no tiene un estatuto del artista y por lo tanto, pertenecemos a un sector no profesionalizado y sin estructura …En el E4 T2 del podcast, tengo la suerte de contar con un exdiputado del congreso que diseñó una propuesta para el estatuto del artista en su partido. Se llama Eduardo Maura y os invito a escucharlo, explica de maravilla la problemática tan fuerte que tenemos los profesionales del sector de la cultura. No hay ley, no hay normas, no hay derechos. Estamos en un limbo y eso nos coloca en un lugar muy vulnerable dentro de la sociedad. 


Generar industria es tomar responsabilidad por la falta de reconocimiento del gobierno, que menciono previamente, pero también refiere a un abismo de soledad y falta de oportunidades. Obviamente todo está relacionado. O te organizas y generas tú o vacío total. Por lo que mi intención es motivar a mis compañeras a generar por ellas mismas. A perder el miedo y perseguir ese estilo de vida por el que han invertido. 
Suena a brilli brilli con purpurina y estoy lejos de querer idealizar. Es importante decirse verdades. Nuestra profesión no es dura es cruel. Si aun así, con el patio como está, decides dedicar tu energía es mejor que comprendas cuanto antes que eres empresaria, aunque no te hayas formado para ello. 


  
En tu presentación invitas a la acción con la frase “vamos a quitarnos la máscara”, ¿de qué se compone esa máscara?, ¿Qué cambios crees que son necesarios?  


Pues la máscara es una analogía de las capas de cebolla o la falta de honestidad. En general, percibo una tendencia a ocultar y aparentar estar siempre bien y lista para la foto. Esto es agotador y para las actrices incluso patológico, hay una necesidad de reconocimiento que va más allá del trabajo y me resulta peligroso. Haciendo Famosas a mis Amigas pretende ir quitando esa fachada para que podamos ocupar espacios sociales con salud. 


En cuanto a los cambios, creo que es importante dejar de poetizar nuestra labor y deberíamos hablar más de personas que en ocasiones carecen de ingresos para comer, así de crudo. También sería interesante educar a las personas ajenas al oficio a respetar y conocer las partes del trabajo para igualar nuestra función. 


Quiero tener un mensaje optimista a pesar de las crudezas y me gustaría añadir que todas las invitadas están confiando y accediendo a esa honestidad en nuestras conversaciones. Me siento muy afortunada por ello. Posiblemente, lo que expresan con esa desnudez sea la parte que pueda ayudar más a una futura creadora de escena que nos escuche. 
  

 ¿Crees que en la industria de las artes escénicas las mujeres están invisibilizadas?  


Creo que están invisibilizadas, abusadas e hipersexualizadas, tanto las trabajadoras de la cultura como los personajes femeninos de las producciones. También pienso que, para la gravedad del asunto, hay muy poca gente que se preocupa por la responsabilidad coeducativa que tienen las artes.  
Afortunadamente no es un desierto, hay directoras que contratan profesionales y no guapas y cuentan historias de mujeres reales, pero queda mucho por andar. En un episodio con Carlota Ferrer, que publicaré próximamente, tratamos este tema. Aún teniendo un gran reconocimiento existe el techo de cristal, como en todas las profesiones. Pero este podcast pretende que los rasgos de este techo de cristal no sean difíciles de detectar, se vean clarinete. 


Es una misión e invito a mis compañeras a perder el miedo a expresar experiencias y salir de ese rol de sumisión con el que nos han educado. No es un camino de rosas pero es mejor que estar como estábamos.  


Todas sabemos que los abusos denunciados en el Institut del Teatre no solo han ocurrido allí. Aunque sigamos sufriendo violencia institucional con las sentencias tipo ¨supuesto abuso¨ que revictimizan a las víctimas, debemos seguir allanando el terreno de las que vendrán. Vivir con los malestares de género que sufrimos es irrespirable. 
  


¿Las artes escénicas crees que tienen un papel en la lucha por la igualdad en nuestra sociedad?  


Un papel fundamental. Cuando una creación es personal, íntima y social se convierte en un acto transformador maravilloso. Habría que llenar los teatros con público general y no de colegas que vienen a apoyar la pobreza de la compañía en cuestión, para trascender y llegar un poco más allá.  


Las artes vivas tienen una fuerza impresionante, es adictivo. Si hubiera un estatuto del artista y fuera una profesión sostenible, los barrios estarían llenos de teatro para la transformación social.  Para nosotros es un placer trabajar y para los espectadores son experiencias irrepetibles para su reflexión y crecimiento. 
     

En tu podcast, señalas la gran distancia que hay entre la clase política y los problemas reales, si pudieran entrevistar al ministro de Cultura, MIquel Iceta, ¿qué problemas le señalarías como prioritarios abordar en el campo en el que trabajas?  


La pobreza es un tema alarmante. Un intérprete con un contrato de trabajo en un teatro del estado, una especie de funcionario intermitente (salvando las distancias en cuanto la condición indefinida del trabajo de un funcionario) cobra un ensayo por un importe inferior a 10€/hora. Esto no es precariedad, es pobreza. Cada vez que comparto conversaciones de honorarios con compañeros que residen en el norte de Europa me siento abusada, estafada y llena de ira. Resulta deprimente y desmoralizador que para una campaña de publicidad se inviertan 200.000 sin parpadear y para una producción escénica nunca haya dinero. Aquí sería interesante preguntarnos si la cultura interesa realmente, si es así, hay que pagarla como la compra de alimentos.  


La necesidad inminente de un estatuto que nos otorgue derechos sociales básicos es otra prioridad. Me gustaría preguntarle si es sostenible graduar a unas 100 personas por año en una sola universidad pública para un sector que maneja un paro superior al 90%. 


Me gustaría hablarle de bajas de maternidad, despidos improcedentes, intermitencia, remunerar procesos creativos, transparencia en la asignación de la dirección de los teatros públicos… y una larga lista. Necesitaría hacer una residencia en su domicilio creo. 
   


  
Invitamos a tu podcast, qué nos vamos a encontrar al escucharlo...  


Os vais a encontrar a mujeres hermosas. Conversaciones íntimas con personas que se han dejado la piel en una profesión de lo más ingrata y no han perdido la luz. 
Os vais a encontrar ideas y propuestas para incitar al cambio y ofrecer una cultura de calidad.  
Os vais a encontrar amor e inspiración. 
Os vais a encontrar mi voz más honesta y la selección de la mejor agenda de contactos que tengo. 
 
Y os aseguramos que es así. Mil  gracias Laura por tu tiempo y por tus palabras. 
 

Haciendo famosas a mis amigas